Diez “consejos” para el Examen de Acceso (por titularlo de alguna manera)

Ferran Beltran i Rodríguez

 

En su segunda edición, el examen de acceso a la abogacía es ya un clásico de la primavera, pero esta vez parece que se avanza unos meses para situarse también en febrero. De todos modos, y por lo que respeta la prueba parece que todo va a seguir igual y con pocos cambios, así que la preocupación principal sólo redundará en preparar el examen, más allá de la molestia que implica el hecho de desconocer su fecha, y – sólo para los frikis, que los hay… y los conoces – la frustración mañanera al descubrir que aún no han publicado la convocatoria. 

 

Para pasar el rato de espera, aquí dejo algunos modestos “consejos” de un aspirante de la última convocatoria, por si pueden servir de ayuda a los próximos candidatos:       

 

La vida es para los valientes.

 

En primer lugar, descárgate el examen de las ediciones pasadas e inténtalo sin mirar apuntes, ni códigos, manuales ni nada. Así, ¡a la brava!         

Perderás un par de horitas, pero este ejercicio puede ayudar a darte una “selfie” de tu nivel de preparación. Si no apruebas, no pasa nada, lo intentaremos de nuevo en unos días.           

 

¡CUIDADO! No hagas trampas ni te autocorrijas diciéndote “ah, sí… ésta la sabía…”.    


Recupera fuerzas.

 

Si has seguido el primer consejo, tómate un descanso, ¡campeón/a! Te has enfrentado a la pesadilla recurrente de muchas personas que empatizamos perfectamente con tu sufrimiento.  

 

¡CUIDADO! Una cerveza, vale. Dos ya…    


Todo es interesante.

 

No sé si estás satisfech@ con el máster, pero la verdad es que a diferencia de la carrera, suele darte un enfoque más práctico que la vida de bibliotecas. Por ello, el contenido de las clases resulta un plus a añadir a tu currículum, pues ya no importa tanto la traditio de la compraventa, sino como se elabora correctamente un recurso de casación. A lo mejor no todos los consejos te sirven directamente para la preparación del examen, pero sí que va a serte muy útil para tus primeras experiencias con la toga. Además, ten en cuenta que una buena nota en el máster puede ayudarte en la superación del sistema de acceso (actualmente, supone un 30%). 

 

¡CUIDADO! Si como especialidad profesional escogiste derecho canónico, te felicito muy sinceramente.    

     
Empieza la preparación.

 

Aunque algunos, y (como diría el gran Iker Jiménez) “me incluyo”,  tenemos tendencia a la espera, para aquello del ”ya si eso, cuando falten unas semanas”, es notablemente interesante poder seguir un calendario de preparación. Obviamente, las últimas semanas serán las más efectivas, por el comprensible estado de nervios, pero es bueno ir calentando motores.     

 

¡CUIDADO! Debes inscribirte a la prueba. ¡Que no se te pase el plazo, pájar@!    


Que debo/puedo priorizar.

 

La parte general –50 preguntas- se compone de cuestiones relativas a la ética y deontología profesional, y en definitiva al “savoir faire” de la profesión. Por ello, un buen dominio del Estatuto de la Abogacía Española y del Código Deontológico pueden ayudar a la superación del examen. Además, ello debe ser completado con los conceptos procesales básicos que vas a encontrar en la LEC, y en la LOPJ.           

¡CUIDADO! Tanto el Estatuto como el Código Deontológico son dos fósiles aun vigentes, pero que han sufrido algunas modificaciones notables, que a pesar de que no se han modificado formalmente, sí que afectan a la práctica real (p.e: la comunicación-habilitación obligatoria, la regulación de las Sociedades Profesionales, etc).          


¿Y la parte especial?

 

La parte especial  -25 preguntas– se compone de cuestiones relativas a los distintos órdenes jurisdiccionales. Aquí, cada aspirante puede elegir libremente la materia dónde se sienta más cómodo. Personalmente, no me la jugaría a una sola carta, porque en las ediciones pasadas ha habido auténticos “ensañamientos” en los cuestionarios de algunas de las materias, y siempre te puede salvar de un susto.

 

¡CUIDADO! A no ser que te apellides García de Enterría, te “chivo” que la especialidad de civil ha sido – erga omnes - más asequible en las anteriores ediciones. Puede ser un buen comodín, o una buena primera elección. 


Visita Examenabogacia.es

 

Faltaría más…  La realización de los test de la página puede servirte de guía para enfrentarte al examen.          

 

¡CUIDADO! Existen también otras iniciativas que ayudan a preparar el examen, a través de cursos, simuladores, packs de preguntas, etc. Todo puede ayudar (bueno... todo no. Pero... ¿y si sí?).  

 

"Om mani padmi um".

 

Repite los test, como si fuera un mantra. Con unas semanas de preparación, dedicando algunas horas al día, te vas a sentir cómodo para volverte a enfrentar a los cuestionarios de las ediciones pasadas, así como los de examenabogacia.es. Seguramente, recordarás algunas de las preguntas, y vas a dudar de la respuesta correcta. Inténtalo, y compara tus resultados con los del primer día. Seguro que la mejora es más que evidente.     

   

¡CUIDADO! Si estás aprobad@, no te relajes y sigue con la preparación, pero hoy a celebrarlo con unas pizzas.    

     

Semana del examen y examen.

 

No sé qué tal vas de nervios, pero yo fatal. Descansa bien, y procura repasar todo lo que has aprendido, pero no te ofusques, porque ya sabes que el Derecho es omnipresente, y nadie te va a preguntar el art. 12 del Tratado de Funcionamiento de la UE.                       

 

¡CUIDADO! Mírate por si acaso el art. 267 TFUE, que seguro que sale. 

 

Espera de los resultados.

 

Estoy completamente convencido de que habrás hecho un buen examen, y que estás sobradamente preparad@ para colegiarte, y a empezar tu futuro profesional.    

 

¡CUIDADO! Si has aprobado y no nos lo has contado, ya estás tardando. 

 

¡Muchos ánimos, compañer@s, y si no os ha servido nada de lo anterior, lo siento, porque no devolvemos su dinero!

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Lorena (jueves, 11 febrero 2016 09:45)

    Buenos días;

    Aquí estoy, preparando el examen y dando el último empujón para adquirir más y más conocimientos. Me gustaría hacer una pregunta, que en principio, puede resultar una tontería... El examen es de 10h-14h. Tiempo que puede resultar algo excesivo para 75 preguntas, no se.... ¿Sabéis si permiten salir del examen una vez finalizado?

    Muchas gracias!!

    Por cierto, no soy, ni de lejos García de Enterría, pero me la voy a jugar a Administrativo ;)

    Gran página!!

    Un saludo.

  • #2

    Alberto (viernes, 19 febrero 2016 12:27)

    Hola Lorena,

    Nosotros también consideramos el tiempo (muy) excesivo. En principio suponemos que se puede salir una vez finalizado.

    ¡Mucha suerte con el administrativo, ha sido una rama particularmente compleja en los Exámenes de 2014 y 2015!

  • #3

    Chelsey Didonna (jueves, 02 febrero 2017 14:09)


    Quality posts is the key to invite the users to pay a visit the site, that's what this website is providing.